Ver Mensaje Individual
   
  #3 (permalink)  
Antiguo 30-08-2010, 21:56:19
Septimo Septimo is offline
Principante de Foros24h
 
Registrado: ago 2010
Posts: 62
Predeterminado

Yo creo que te entiendo, algunas personas, independientemente de nuestro físico no estamos bien con nuestra imagen. Te confieso algo, para que veas lo absurdos que somos a veces, o lo complicados más bien, yo he llegado a pensar que parte de mi rechazo lo es por el que le tengo a mi padre (en algunas de sus facetas) Y sin embargo, me gusta todo aquello que viene de mi madre. A veces la psique nos juega muy malas pasadas.

En tu caso, hasta es posible que te dijeran que es algo aprendido desde la infancia, por ese rol que tomaste en tu familia. Cuando llegamos a un, digamos, "lugar social", tendemos a tomar un rol que nadie tenga, incluso a veces opuesto a lo que ya existe. Si tu hermana y tu prima eran más guapas, o así eran tratadas, te lo tomaste al pie de la letra. Quizás por eso destacaste más en los estudios, necesitabas algo por lo que te reconocieran. Piensa en ello, lo mismo hasta "te admites" un poquito más.


Y en cuanto al físico. Todo lo que te digamos ya lo sabes. Te voy a contar algo de hace muy pocos días. Tengo una amiga, ya madurita, que quizás por esa fijación en el físico no ha encontrado nada, nunca, quizás desengaños. Tanto para sí, muy exigente, dieta constante, ejercicio (reconozco que tiene un tipazo), como para los demás. Eso le ha ocasionado dos problemas. Uno, su salud. De tanta dieta parece enferma (estoy seguro que le falta hierro), y por mucho que lo intente, aunque digamos que su indice de grasa y músculo le asemeja a una atleta, no tiene "atractivo". ¿Y cómo definir eso? Yo, desde el punto de vista masculino, te puedo decir que es complicado. Una mujer "fea", "entradita en kilos", poco agraciada en cualquier cosa te puede llamar mucho la atención por cualquier otra. Unos pies bonitos, una piernas, una figura, los ojos, la sonrisa, su simpatía, las manos, como se mueve, su expresión. Eso es algo que "mi amiga" es incapaz de entender, quizás porque ella no sepa verlo en los demás.
Lo mismo que yo soy incapaz, pese a sus medidas casi perfectas, de vérselo a ella. No me atrae nada, y es una opinión, curiosamente, generalizada. Y sería incapaz de decirte un defecto, quizás demasiado delgada (potencia esa delgadez con la ropa), aunque atlética, no es fea, tiene unos ojos bonitos, labios carnosos, pero le falta algo y le sobra intención.

El segundo problema es más grave. La soledad y un sentimiento de "mala suerte". No termina de entender que ella misma se lo ha buscado con ganas, despreciando a demasiada gente por su imagen.

Hace unos días, te decía, en un bar me contaba del interés de un chico extranjero mucho más joven que ella, apuesto, yo te diría que un 8 altísimo sobre 10, físico. Aún así, cuando le dije que ya lo veía demasiado para ella ( la edad no perdona y supongo que sólo quería sexo, algo que ella ya no busca), me decía: pero mira que cara tiene. Yo no supe verle el defecto, me pareció guapísimo, pero bueno, sin embargo me reconocia el cuerpazo.

Al salir de allí, siempre con su obsesión, nos encontramos con una pareja conocida, él muy apuesto. Ves, me dijo, con alguien así yo estaría sin problemas (mentira gorda, pensé yo). A lo que le contesté, pues hija, con lo estropeado que está de cara. Es verdad, afirmó, siempre has tenido razón, al final haciendo el amor sólo ves la cara y es lo más importante. (Eso es algo que debí decirle hace años, porque yo no lo recuerdo. )

O nada, le dije yo, si apagas la luz. Y el placer es el mismo. Pero supongo que pensaría, que mientras haya para pagar el recibo, eso no entra en sus planes.
Quién sabe dentro de algún tiempo, cuando las hojas sigan cayendo.

Al final, y es lo más sorprendente, se sigue vanagloriando de su excelente gusto, como si a todos los demás mortales nos amargaran los dulces.


Yo creo que el físico importa, suele ser clave para el primer paso. Pero si se da, luego entra en juego todo lo demás, desde luego en personas que merezcan la pena. Incluso, "el todo lo demás" suple perfectamente la inicial falta de atractivo, porque es lo que consolida el asunto. Es curioso que nos creamos tan "preocupados" por el físico, cuando lo es más por "nuestro físico". Y los defectos, con amor, se vuelven sorprendentes virtudes.

Salvo excepciones. Quizás porque el amor no exista, que es lo más probable.
Responder Con Cita