Ver Mensaje Individual
   
  #1 (permalink)  
Antiguo 21-01-2010, 07:07:07
borja.123 borja.123 is offline
Novat@ de Foros24h
 
Registrado: ene 2010
Posts: 3
Predeterminado Amigos Envidiosos Y Criticos Conmigo. Presión.

Hace un tiempo que me di cuenta de lo poco que me estaba gustando la forma en que estaba llevando mi vida.

Desde el colegio empezó mi timidez, cosa que fue cerrando mi grupo de amigos y hasta después del instituto nada mas que me estuve juntando con un grupo de gente (todos chicos) que estaban igual que yo.

Aunque también nos divertíamos de vez en cuando, todos sentíamos que nos faltaba algo (chicas). De hecho ese era uno de los temas típicos de conversación cuando bajábamos a la calle.

Además salíamos poco del barrio y cuando lo hacíamos no nos relacionábamos con nadie externo al grupo, nos pasábamos el rato criticando a los demás, ya fuera por sus pintas, sus gustos, su forma de actuar o lo que fuera.
Al cabo del tiempo me he dado cuenta de que esto que hacíamos no era otra cosa que auto convencernos de que nuestra forma de actuar no estaba equivocada, de que la culpa de que estuviéramos mal no era nuestra, sino del resto. ¡Que equivocados estábamos!

Éramos el típico grupo de amigos que son "los de siempre". Apoyábamos nuestro malestar unos en otros y así el sufrimiento se hacia un poco mas pequeño, el problema era que no hacíamos absolutamente nada para cambiar, claramente por miedo al propio cambio.

Nos pasábamos de la cuenta también con el cannabis y el alcohol. Consumíamos ambas cosas a diario y en grandes cantidades, intentando sustituir las emociones que no encontrábamos.

La desmotivación estaba vigente en el grupo.

Harto de ese estilo de vida tan insípido y que tan vacío me hacia sentir decidí cambiar aquellos puntos de mi vida que no me gustaban, el primer punto era tener relaciones con chicas (ahora tengo novia) y en este preciso momento estoy contento con varios cambios que he hecho en mi vida.

Varios de mis amigos han hecho el "cambio" también, cada uno se las averigua como puede para mejorar.

Y cuando hablo de cambio no hablo de cambiar aquello que a uno le gusta de su vida, ¡sino aquello que a uno no le gusta de su vida! En definitiva, mejorar.

Sin embargo, hay personas a las que el cambio les aterra de tal manera que lo rechazan totalmente.

Hablo de amigos míos, de varios más pero sobre todo de dos de ellos, personas que no han dado el salto para disfrutar de la vida y que siguen quejándose de los demás, como si los demás fueran los culpables de su malestar, en el fondo descontentos con sus vidas.

Conciben el cambio como una traición a si mismos, en su cabeza no es posible que lleven equivocados tanto tiempo. Siguen aferrados a ese modo de pensar que no lleva a otra cosa sino a infelicidad.

El problema es que ellos dentro de si sienten que aquellos que, no diré “cambiamos”, sino “mejoramos” nuestras vidas, les hemos traicionado. Y ahora sueltan de forma sutil o directa, tanto a la espalda como delante de uno, comentarios sobre el hecho de que hemos cambiado y que ahora no somos como antes, interiormente piensan que somos traidores.

Algunos dentro de este grupo somos blanco de criticas mas que otros, y yo por varios motivos, soy propicio a que me metan presión y me critiquen.

Estos dos amigos me meten presión últimamente por estos motivos:

1)
Porque estoy empezando a tener éxito, por ejemplo con las chicas, ya que no solo tengo una relación hasta ahora feliz con mi novia, sino también con algunas otras chicas que se muestran atraídas por mi sin ningún tipo de interés por ocultarlo. Esto les provoca a estos amigos envidia mezclada con pensamientos de que los he traicionado ya que ahora salgo menos con ellos.

2)
Nunca me ha gustado meterme con la gente, no suelo hacerle a nadie comentarios despreciativos en serio y suelo mantener una actitud amistosa con todo el que puedo. Esto por una parte hace que ellos normalmente confíen en mi y me tomen en cuenta pero por otra parte hace que estos amigos hagan comentarios metiéndose conmigo (tanto en mi presencia como en mi ausencia), probablemente con el propósito de no sentirse inferiores. La mayoría de las veces estos comentarios los hacen de una forma irónica que detesto y medio en broma aunque interiormente se lo están tomando muy en serio. así consiguen el efecto deseado: han conseguido quedar “por encima” y se han reafirmado en sus creencias de que el cambio es un camino equivocado y que es mejor quedarse como están. Esto me resulta muy incomodo porque todavía no he superado del todo mi timidez y no soy todavía una persona de “respuesta fácil”, me bloqueo un poco cuando se meten conmigo, lo cual les incita a seguir haciéndolo y esto no hace sino empeorarlo todo un poco más. En estos “enfrentamientos” salgo mas o menos airoso ya que intento no seguirles el juego, pero siempre salgo mentalmente desgastado, cosa que me provoca un malestar bastante desagradable.

3)
Por otra parte porque probablemente en el fondo me aprecian mucho.

4)
Creo que ellos inconscientemente no quieren que nadie sea feliz si ellos no son felices.

Se que no he de echar cuenta a sus comentarios, por eso estoy tratando de inmunizarme ante sus criticas, porque el mayor problema viene de que estas criticas hoy por hoy me afectan, y eso hace que me cueste más trabajo seguir mejorando, hacen que me trabe a la hora de proponerme cosas, que pierda seguridad y confianza en mi mismo, que me desmotive y que siga siendo uno de los suyos, de los que no quieren cambiar por puro pánico al cambio y siendo un infeliz que no quiere que nadie sea feliz.

No se que hacer, me gustaría que estos amigos se dieran cuenta de lo absurdo de su actitud y que acepten el hecho de que no se puede seguir así toda la vida, ya no solo por mi sino por ellos mismos y también que cesaran de hacer esos comentarios que tanto me molestan.

¿Qué debo hacer?
Responder Con Cita