Ver Mensaje Individual
   
  #1 (permalink)  
Antiguo 24-08-2014, 02:34:40
kkr kkr is offline
Novat@ de Foros24h
 
Registrado: ago 2014
Posts: 1
Predeterminado Lo que la vida nos depara.

Hola soy nuevo en este foro, y supongo que como todos estamos aquí por desamores, como yo siempre digo, hagas lo que hagas si te da fuerzas y ánimos para tres minutos es bueno.

Yo estoy a punto de cumplir 48 años, tengo en mí mochila una separación con niño que no fue nada fácil, de hecho a día de hoy después de 8 años aun de vez en cuando sigue metiendo pullas utilizando al niño que ya va a cumplir 12, sabe donde me duele y lo importante que es para mí.

Hace cosa de 3 años y medio, tuve un accidente de moto, estuve ingresado unos tres meses y medio en tres ocasiones, me operaron 4 veces y en dos ocasiones estuvieron deliberando si me amputaban la pierna o no. Yo había iniciado una relación unos 4 meses antes con una chica, me centre en mí problema y puse todas mis fuerzas en salir adelante, cerré mí mente y viví lo que me había tocado vivir poniendo todas mis energías en ello e intentando salir adelante, en mis tres años de baja, conseguí andar sin ningún tipo de cojera y aunque me duela la rodilla a diario doy gracias por ello ya que eso me recuerda que es mía, perdí la empresa que funcionaba fenomenal y el contacto más diario con mi hijo, pero yo lo conseguí, mí ex pareja fue un día al hospital y la verdad, no se porto muy correctamente.

La pareja con la que había iniciado una relación cuatro meses antes, no se separo de mí y aunque en más de una ocasión yo la dije que lo dejase estando postrado en la cama ya que si salía adelante de todo esto iría a buscarla y ya se vería, ella se negó en todo momento.

Una vez salido del hospital y terminar mí baja, empecé a buscar trabajo, y a los cuatro meses lo encontré, de hecho llevo sólo un mes y medio en ello.

Hace tres semanas que lo ha dejado conmigo, llevábamos unos meses discutiendo por nada, la verdad es que la que discutía constantemente era ella, está muy presionada por todo, tiene dos hijos, uno de 17 años y una niña de 14 que acaba de irse hace dos semanas a EEUU a estudiar un año completo y ahora lo único que la importa es su hija y nada más, me ha llamado y mensajeado en varias ocasiones, pero ella sigue diciendo que me quiere muchísimo, pero que no puede verme, no, que no quiere, si no, que no puede. Me dejo por mensaje, (eso es lo peor que se puede hacer con una persona, bajo mi punto de vista) no por uno mismo, si no por ella también, ya que se quedan muchas puertas abiertas.
Durante nuestra relación, yo me ocupaba de sus hijos como si fuesen míos, preparaba la comida, hacía la casa, les llevaba al dentista, a comprar cosas, en fin todo lo que se puede hacer por unos hijos y su padre la verdad es que no hacía. No hemos vivido juntos nunca, nada más que los fines de semana que los tenía el padre, por lo demás cada uno en su casa, pero cada uno teníamos las llaves de la casa del otro.

Cosas negativas en la relación, ella es una persona que ha mantenido y sigue manteniendo amistad con todos sus ex y a mí me parece fenomenal, pero si no lo llevas más allá de lo que hay que llevarlo, por ejemplo, si yo no tengo mucho tiempo para estar con mi pareja y si entre semana nos vemos poco, no me parece correcto que nuestro tiempo este supeditado a que en un momento dado, alguien reclame su tiempo, que también es el mío y ella decida irse a tomar una caña, no son celos, me parece falta de respeto, pero en estos tres años y medio no he visto ningún cambio hacia esa acción y otras muchas, pero así todo yo hacía caso a mí interior, la seguía queriendo y admirando, pero mí confianza oscilaba, ya que creo que la confianza se gana, no se regala, aún sabiendo que no pasaba nada, eso estoy totalmente seguro, penséis lo que penséis, sólo me invadía la sensación de falta de prioridad en un compromiso.

Hace tres días estuvo mensajeandome por el móvil mucho rato, y aunque yo no soy muy partidario de hacer esas cosas, porque por mensajes se pierde cantidad de comunicación, no ves la cara de la gente, no percibes sensaciones y todo se puede desvirtuar y mal entender, no obstante seguí la conversación, todo fue demostrar que mis puertas estaban abiertas, que yo iba a estar ahí, ella sólo era echar cosas en cara y poner trabas y motivos al hecho.
Al día siguiente, la mande un mensaje por la mañana, preguntándola que tal, y me contesto bien, sólo obtuve ese mensaje en todo el día, así que tome la decisión de escribirla y decirla, que la decisión que ella había tomado a mí no me quedaba más remedio que respetarla, pero que entonces no me involucrase en su vida, pues me iba a meter en el circulo vicioso de estar ahí, para qué? y para quién? al final, así que desconecte su teléfono y lo único que me queda es esta angustia de que posiblemente me vuelva a llamar, que si os soy sincero, quiero que pase de una vez, porque si no es para algo positivo, no merece la pena. Eso sí, me compre una tarjeta aparte y tengo contacto con la niña para saber cómo está, me llevo muy bien con ellos y para mí es un doble dolor, sobre todo cuando a miles de km de distancia alguien te dice que te quiere, pero si no vemos lo sencillo de la vida y miramos más arriba de lo que tenemos en este preciso momento, no disfrutamos ni de lo que tenemos al alcance de la mano, pasa tan desapercibido que nos despistamos de ello.

Os cuento esto porque, creo que hay que pasar por todo ello, y aunque es una de las cosas más dolorosas que existen se acaba pudiendo con todo, si apetece encerrarse en uno mismo, hazlo, si quieres llorar hazlo, pero todo lo que hagas, hazlo porque quieres y necesitas, ojo con las amistades y con sus consejos, a veces se actúa por boca de otros y eso no es lo que queremos en el fondo, al cabo de un tiempo nos arrepentimos de ciertos actos que no han sido por propia voluntad y eso es peor, nos crean más dudas y nos aferramos a que todo ha sido culpa nuestra, y en el amor la culpa si la hay es de ambos, sólo hay que aprender de ello para cambiar, si cambias sólo un 15% a mejor, dime si eso no es el mejor acto de amor hacía una persona?, lo es, pero nunca pierdas la otra cara de la moneda, esa es muy dura, aún con su final recompensa.

Ahora a mí sólo me queda esperar y quitarme la angustia e incertidumbre de pensar en que va a volver a llamar.

Espero que este trocito de mí vida, os valga para algo y que identifiquéis cosas que es posible os estén pasando, si ha valido para algo, genial, sino durante el tiempo que habéis estado leyendo está Biblia en verso (jajaja...) no habéis pensado en otra cosa y me doy por satisfecho.

Me encantaría seguir hablando por aquí, hace bien escribir lo que uno piensa y saber que pertenece a este espacio de tiempo que se llama vida, que es corta pero es la única que tenemos.

Un saludo a todos, hasta pronto.
KKr
Responder Con Cita