Ver Mensaje Individual
   
  #3 (permalink)  
Antiguo 12-05-2014, 13:23:48
Avatar de Merthin
Merthin Merthin is offline
Novat@ de Foros24h
 
Registrado: abr 2014
Posts: 21
Predeterminado

Hola Wens, me ha parecido muy interesante tu testimonio a la par que duro.
Ahora mismo dices que tienes el alta, pero sigues consultando con frecuencia al psiquiatra o un psicólogo?

Sé que no pides consejo alguno en este foro y de todos modos yo no soy quién ni estoy cualificado para dártelo, pero debo decir que si estuviera en tu lugar (diagnosticado de "depresión con vulnerabilidad al estrés") no me comprometería con los demás a hacerles cosas porque como bien dices luego eso te acaba estresando y seguramente empeore los síntomas depresivos.
También te diría que no te ralles con el tema de las pastillas. Piensa que la depresión es una enfermedad mortal (por el aumento en la probabilidad de suicidio que conlleva, no porque vayas a morir de triste) y podría ser desastroso no tratarla de ninguna manera, además los médicos te las habrán prescrito con conocimiento de causa...pero si aún así es un tema que te preocupa también creo que deberías consultarlo con tu médico.

Finalmente, me gustaría animarte a que:
- Sigas haciendo deporte y disfrutando de esas pequeñas cosas que te distraen un poco de tus problemas.
- Te pongas una hora límite para ir a dormir y no salgas de la cama hasta que pasen por lo menos nueve horas (excepto para ir a orinar, claro). Duermas o no, no mires el reloj ni el móvil...hasta que suene el despertador o la alarma.
- Disfrutes de lo que tienes: por lo que dices eres una persona relativamente joven, con mucho tiempo libre, con una familia y una mujer que te apoya, además sin ningún problema orgánico grave de salud más allá de la depresión. Casi solo te falta que te toque una lotería para tenerlo todo...sería una lástima no poder disfrutar tu vida "simplemente" por algo que está en tu cabeza. Y conste que en este punto no me estoy burlando ni queriendo hacer pequeño tu problema ni nada, sé que es algo muy fácil de decir eso de "disfruta" pero que si uno no tiene el estado mental adecuado le parece algo banal, incomprensible, imposible y casi inconcebible...pero quiero decir que hagas un esfuerzo por fijarte más en lo bueno que tienes a tu alrededor y dejes de pensar por un tiempo en ti mismo y en tu tristeza (que a veces es como una droga) aunque parezca que no lleve a ningún lado.
- No te arrepientas del tiempo que has "perdido". Es algo que alimenta la depresión. Piensa en el futuro más que en el pasado, pero sobretodo vive el presente.
- No te compares con los demás. Lo digo por lo que dices de sentirte como un perro al que no le gusta trabajar o por lo de los síncopes. A mí tampoco me gusta trabajar y también temo que me den síncopes o convulsiones (soy epiléptico y además tengo arritmia), y durante bastante tiempo me torturaba pensando que era un ser defectuoso, hasta que un día, leyendo un libro de psicobiologia en una sección donde hablaban de la selección de rasgos y conductas adaptativos, la longevidad, etc. vi la luz: me planteé si yo me sentiría igual de "defectuoso" si los rasgos más extendidos en la humanidad fueran precisamente estos y vi claro que no me preocuparía en absoluto y que la gente ni siquiera concebiría ir al médico por algo así. Otra forma de verlo: imaginemos que la humanidad hubiera evolucionado de modo tal que no fuera necesario dormir en absoluto, por ejemplo son algún sistema parecido al de los delfines...si entre estos humanos nacieran sujetos que necesitaran pasar un tercio de su vida inconscientes, que cayeran inconscientes a diario durante horas y en caso de que se les administrara fármacos para evitar dormir se volvieran "inservibles" (vagos, despistados, desmemoriados, etc.) al cabo de poco tiempo y si al pasar un tiempo considerable "conscientes" murieran ¿no serían vistos como verdaderos enfermos? Viéndolo así se me fueron muchos de mis complejos y preocupaciones sobre mi modo de ser y problemas de salud...
- Leas a filósofos estoicos como Epicteto, Marco Aurelio, Séneca, etc. o también epicúreos o textos budistas como el Dhammapada o poesía como la del Tao te Ching. Porque muchas veces somos infelices por perseguir la felicidad, somos conscientes de que se puede disfrutar la vida mucho mejor de lo que la estamos disfrutando porque consciente o inconscientemente recordamos que alguna vez, quizás en la niñez, quizás cuando estábamos con alguien que ya no está, quizás cuando teníamos alguna costumbre que abandonamos, vivimos más intensamente de lo que lo estamos haciendo ahora o en los últimos cinco, diez, quince o cincuenta años. Está bien que nos recuerden que lo que "el sabio" debe buscar no es tanto esta felicidad eufórica y maníaca como la ataraxia, o ausencia de turbación. Es bueno perder un poco el apego que tenemos por la vida, por nuestras obras, por nuestros seres queridos, por nuestras posesiones, recordando que nos iremos del mundo con las manos vacías tal como vinimos, y que por tanto "disfrutemos" el presente sin sentirnos encadenados. De algún modo es "sabio" dejar de buscar la felicidad y aceptar vivir simplemente lo que el "destino" tiene reservado para nosotros.
- Finalmente, y sin pretender hacer propaganda de las drogas, creo que la buena marihuana puede ayudar mucho a la hora de volver a sentir una especie de paz, felicidad, amor y atención intensa al presente. Personalmente la he consumido en pocas ocasiones (sobre unas veinticinco en toda mi vida, lo que un "consumidor habitual" consume en una semana) y casi siempre he descubierto algo nuevo. Llega a hacer "milagros" a los que los ansiolíticos y antidepresivos no se acercan ni de lejos, y precisamente ahí radica el riesgo de adicción. Aunque en teoría yo no debería tomar (y hace casi un año que fumé tres caladas a un porro) por cuestiones de salud (es malo tanto para la arritmia como para la epilepsia) estoy seguro que lo voy a seguir haciendo como mínimo una vez cada dos años. No por el hecho de estar "colocado", sino porque te abre los ojos a cómo es posible vivir los estímulos cotidianos, al valor que tiene el color azul eléctrico de un cielo estrellado, al amor que se le puede tener al resto de seres vivos...y cuando se pasa el efecto puramente químico es un poco más fácil ver la luz donde antes de la experiencia solo había oscuridad. Esto es, "recomiendo" la marihuana como un maestro o un guía, nunca como un hábito.


Hasta luego, te deseo suerte en la vida
Responder Con Cita