Recordar Datos de Acceso | Registrarse

Avatar de CandeAlonso

Edad: 21 años

Últimas Fotos de CandeAlonso

No hay fotos

Últimos Vídeos de CandeAlonso

No hay vídeos

CandeAlonso

Últimos Temas de CandeAlonso

Ayuda :(

1 Respuestas
CandeAlonso en Foros de Depresión gente con ansiedadÚltima: 15/10/2016 por CandeAlonso

Necesito liberarme de ciertas cosas que me han pasado y considero que me han desencadenado una depresión y desmotivación tremenda. Inició cuando tenía 14, casi 15 años. Conocí a un hombre de...

Últimos Mensajes de CandeAlonso

CandeAlonso CandeAlonso, el Domingo, 29 de Enero de 2017 a las 11:43h en Consejo u opinión
En respuesta a:
Hola, buenas noches.
Me llamo Karen y tengo 18 se que a muchos puede y no les importe mi caso pero me gustaría saber que opinan. El caso es que con mi ex novio pase por todo y cuando digo todo es todo, no me he sentido muy bien en esa parte y tampoco quiero desahogarme con mi madre no por que no confíe en ella, si no por que no quiero que me vea mal o triste y mucho menos mi amiga que es prima de mi ex novio, con el viví algo parecido a una relación de pareja que ya vivía juntada, en mi "enamoramiento" renuncie a muchas cosas, me pelee con mi madre mande a todos mis pretendientes muy lejos no por el si no por respetar lo que se llamaba relación, me salí de la prepa por que quede embarazada y lo aborte me arrepiento de verdad no quería comprometerlo a el ni atarme yo tampoco, me ilucuine con el bebe pero que mas da, el nunca fue capas de decime ni de hacer nada al respecto paso tiempo y volví a cometer el mismo error y tampoco hizo nada y no se no se que espero se que debo salir adelante y seguir pero no se como, no quiero que el me afecte mas perdí un bebe pero por que estaba trabajando y era un poco pesado y se me vino y ahora estoy embarazada otra vez pero cometi el error de decir que no era su hijo pero fue por que el fue el primero en saberlo, incluso le pedí que me comprara una prueba de embarazo, le mensione la auncecia de mi regla, y me había preguntado ya varias veces de que mes y día era, hasta que me arto y le dije que no era suyo, y al día siguiente me entere de que una de sus tías había sacado el chisme de que mi hijo no era suyo y que por eso habíamos terminado y la verdad es que en la relación tal vez yo fui la enamorada y no los dos como creí el tubo aventuras que según el nunca pasaba nada pero es bueno saber que a pesar de que siempre estuve ahí para el, el prefirió ir con alguien mas incluso cuando mas lo necesitaba, antes del chisme hable con el, le dije que este no lo perdería y que pensaba u opinaba me dijo tantas cosas que solo me ilucione a lo .... Y al final terminamos haboando de abortarlo, pero esta vez no acepte y me enfrente a mi madre como siempre sola y bueno su reaccion ante todo lo que paso fue un poco triste y doloroso por todo lo que decia pero ahora ya esta mas tranquila y me arrepiento por averla hecho pasar todo eso por dejarla aun lado y preferir a mi ex. Total que termine toda desepcuonada de mi misma e intendo seguir y no dejarme afectar pero aveces siento que no puedo seguir quiero renunciar y solo me lleno de pensamientos negativos y no quiero que nadie me vea mal, que me vean sufrir y menos mi mamá quisiera irme y no volver dejar todo atrás y siento que estoy estancada y solo odio la idea de pensar que mi ex se burlo de mi y no una sino varias veces incluso en mi cara con otras chavas y ya no quiero sentime a si trato de dejarlo de lado seguir, seguir estudiando, seguir con mi hijo o hija pero también me afecta que sea suyo y se que no tiene la culpa y que nada tiene que ver pero todo lo negativo me abruma.
Hola Karen. Desearías hablar por msj privado?

Debes estar registrado/a o identificado/a para poder comentar

CandeAlonso

Me ocurre algo similar...

CandeAlonso, el Sábado, 15 de Octubre de 2016 a las 03:38h en Mi madre me esta haciendo sufrir 😞
En respuesta a:
hola que opinas de los videntes algo que decir ya que veo que tienes mucho que decir un saludo de donde eres????

" target="blank" rel="nofollow">http://www.foros24h.com/182/videncia/las-mejores-videntes-8959-9.html#post58428


Es mucho, por muuucho menos grave que vos, pero quizás soy menos fuerte. Mi madre me atormenta psicológicamente. Yo cometí muchos errores antes, y en otras ocasiones hice cosas que para ella estaban incorrectas, esas cosas siempre me las encara, aprovecha toda ocasión para recordarme esos errores y a veces me pedía que hiciera cosas que ella quería, sino ella contaba a mi papá, que también es muy violento al enojarse, las cosas que sabía de mí. Ella me hizo renunciar del trabajo que tenía, no me permite salir con mi novio ni con mis amigos, solo a la universidad, si salgo debe ser acompañada de ella o de mis hermanos, lo bueno es que tenemos amigos en común, también me ha pedido que deje a mi novio y ella lo ha humillado en diversas ocasiones. Tengo 20 años y deseo con toda mi alma emanciparme, mi novio, que vive solo pues ya es un profesional, me aconseja que viva un tiempo con él mientras consigo mi propia casa.

Soy nueva en esto de los foros, pero me encantaría platicar con vos para poder compartir experiencias y posiblemente ayudarnos mutuamente.

Eres bastante fuerte ante tu situación y espero que llegue a feliz termino tu situación turbia. Un abrazo ♥

Debes estar registrado/a o identificado/a para poder comentar

CandeAlonso

Son 6 años de mi vida...

CandeAlonso, el Sábado, 15 de Octubre de 2016 a las 02:56h en Ayuda :(
En respuesta a:
Necesito liberarme de ciertas cosas que me han pasado y considero que me han desencadenado una depresión y desmotivación tremenda.
Inició cuando tenía 14, casi 15 años. Conocí a un hombre de 28 que era un buen músico y a mí me gustaba cantar. Él me escuchó un día durante los ensayos navideños para una actividad de la iglesia y me dijo que si estaba interesada a unirme a su grupo de música de la misma parroquia. En un principio le dije que no, pues no estaba interesada a estar en un grupo así, pero luego muchos de mis amigos me comentaron que si quería aumentar mi capacidad de canto, debería aceptar la propuesta. Él me volvió a hablar luego de un mes, haciendo de nuevo la propuesta, a lo cuál yo acepte.

El grupo era bastante bueno, muy bueno músicos participando dentro de este coro parroquial, la mayoría eran varios años más que yo (Entre los 20 y 30 años), cosa que me pareció aún más atractivo, pues me gustaba relacionarme con personas mayores. Pasaron los meses y no encajaba del todo con la mayoría del grupo, más porque mi personalidad era un poco escueta, con la única persona que me relacionaba bien era con él sujeto (lo llamaré Juan como pseudónimo). Sentía que él me trataba como su hermanita menor, me sentía bastante protegida por él, pero en ocasiones decía epítetos o hacía cosas que me hicieron atraerme a él. Entre esas cosas estaban llamarme "linda", "mi morenita" (mi piel es oscura), o "angelita", también me tomaba de las mejillas o las halagaba por sus hoyuelos. También olvidaba mencionar que me trataba como su preferida y también me lo hacía saber en muchas veces.

Pasó el tiempo y noté como mucha gente en el coro se iba retirando o él las sacaba por comportamientos inadecuados (pero que solo él notaba). Era extraño más no lo cuestionaba, tampoco hablaba con los que se retiraban debido a que no les tenía confianza o trato coloquial. Me sentía satisfecha con ser su predilecta y que los demás lo notaran, más si le preguntaba acerca de algo, él lo rechazaba de contestar, esquivaba o me decía que no lo comprendería.

En una ocasión, acabados de cumplir 16 años, fui invitada a una fiesta y recibí mensajes de Juan durante la fiesta diciendo que quería acompañarme, que si yo fuera su novia ya me hubiera ido a traer y estuviera en la cama y cosas así que ví con un poco de inocencia, sin pensar en el doble sentido que eso conllevaba, sobretodo porque era una católica practicante y llevaba la escala de valores que esto implica. Ahí mismo conocí a un muchacho muy atractivo y yo le atraje a él. Al final de la fiesta hablamos e intercambiamos números, esa misma noche hablamos por WhatsApp hasta tarde, cosa que a Juan le molestó, pues no hablaba con él sino con otro. Al final, después de enviarme un mensaje bastante cortante, le dije que yo podía hacer lo que quiera y hablar con quien quiera, pues ni a mis padres les daba demasiada explicación como la que él me exigia. Me aplicó la ley del hielo, por casi mes y medio o dos. Volvimos a hablar como antes hasta octubre, mas o menos.

En diciembre de ese año, Juan se casó con su novia luego de 10 años de relación, yo llegué a tenerle muchos celos a ella, sobretodo por que yo sentía que me trataba más como su novia a mí que a ella. Además él en ocasiones me contaba sobre sus peleas y me decía que la amaba pero era demasiado complicada. La boda fue cuando yo tenía 16 y él 30, yo canté en ella y fui a la celebración, me había preparado con un vestido lindo y look impecable, me dijeron que me miraba mejor que nadie mas, y sabía que eso incluía a la novia.

Yo me distancié luego de eso, sabía por mis concepciones que era lo correcto, él ya era un hombre mucho más comprometido y debía respetar eso. Eso me lo reclamó meses después, porqué lo dejaba solo, porqué me distanciaba, y sobre todo porqué pasaba tanto tiempo con otro de los integrantes del grupo, Enrique, quien me llegó a atraer bastante, él me llevaba también 14 años de diferencia. Le decía que no me había distanciado, pero sabía que mentía. No me interesaba hablar con él pues lo veía feliz con su esposa y sobre todo porque llegué a tener mucho cariño a Linda, su esposa.

Casi cumplía 18 y entré a la universidad, tenía más libertad aún y ya me había llegado a gustar bastante Enrique y había superado lo que sea que pasó en mis sentimientos con Juan. Sabía que estaba casi inminente a tener una relación con Quique, salíamos mucho, yo notaba que quería estar con él, pero Juan se encargaba en hacerme sentir como que no tenía oportunidad, que no le gustaba y solamente era muy amigable. En esa "misión" de quitarme a Quique de la cabeza, Juan me invitó a salir, lo evadí, pero luego de varias invitaciones, inocentemente acepté. Comimos y fuimos a su casa, él me cargó con preguntas sobre mis sentimientos, era un interrogatorio bárbaro que aún me hace confundirme al recordarlo. Tanto, que entre palabras, me hizo decir que me gustaba, aún no recuerdo cómo llegó a eso...

Ese fue el inicio de mi fin, era una adolescente bastante curiosa, pero insegura, confundida e inocente en cierta medida. Él se dió a la tarea de coquetearme y yo nunca tuve el valor de negar lo que le había hecho creer. Poco a poco, quise saber que era tener sexo o coito y él me empezaba a atraer por cómo me trataba. Lejos de desviar lo que sentí, me dejé llevar por su juego, mentí muchas veces sobre mis experiencias sexuales previas y llegó el punto en que no pude controlar adonde llegamos. Acepté ir a su casa y ser su amiga con derecho, creía que estaba "logrando" lo que antes había deseado...

Fuimos amigos con derecho por unos 3 meses, pero no quise seguir, pues Enrique siempre me seguía gustando y atrayendo más, era mucho más guapo y su personalidad más linda. Lo dejé porque sentía que mentía a mis sentimientos fuertes a Quique y eso me hacía sentir mal.

Dejamos todo atrás, aunque él siempre me pedía que tuviéramos sexo "una última vez", yo me negué y ya con 18 años empecé mi relación con Quique un mes después de terminar la relación con Juan. Me salí del grupo y le pedí a mi nuevo novio que también lo hiciera. Creí que alejandome de Juan todo se solucionaría, pero me equivoqué. Mi madre se enteró sobre los rumores que me vinculaban con Juan y ella no me dejó de insistir, le mentí y le dije que Juan si me había coqueteado todo el tiempo, me hice la victima. Ella me apoyó pero la mentira fue insostenible, ella lo buscaba para reclamarle y enfrentarlo.

Continuaré...
La historia es bastante larga, si te interesa mi caso, por favor comenta hasta donde llevo la narración... Seguiré escribiendo luego para que me sigas ayudando.

Gracias ♥

Debes estar registrado/a o identificado/a para poder comentar

CandeAlonso

Ayuda :(

CandeAlonso, el Sábado, 15 de Octubre de 2016 a las 02:53h en Ayuda :(
Necesito liberarme de ciertas cosas que me han pasado y considero que me han desencadenado una depresión y desmotivación tremenda.
Inició cuando tenía 14, casi 15 años. Conocí a un hombre de 28 que era un buen músico y a mí me gustaba cantar. Él me escuchó un día durante los ensayos navideños para una actividad de la iglesia y me dijo que si estaba interesada a unirme a su grupo de música de la misma parroquia. En un principio le dije que no, pues no estaba interesada a estar en un grupo así, pero luego muchos de mis amigos me comentaron que si quería aumentar mi capacidad de canto, debería aceptar la propuesta. Él me volvió a hablar luego de un mes, haciendo de nuevo la propuesta, a lo cuál yo acepte.

El grupo era bastante bueno, muy bueno músicos participando dentro de este coro parroquial, la mayoría eran varios años más que yo (Entre los 20 y 30 años), cosa que me pareció aún más atractivo, pues me gustaba relacionarme con personas mayores. Pasaron los meses y no encajaba del todo con la mayoría del grupo, más porque mi personalidad era un poco escueta, con la única persona que me relacionaba bien era con él sujeto (lo llamaré Juan como pseudónimo). Sentía que él me trataba como su hermanita menor, me sentía bastante protegida por él, pero en ocasiones decía epítetos o hacía cosas que me hicieron atraerme a él. Entre esas cosas estaban llamarme "linda", "mi morenita" (mi piel es oscura), o "angelita", también me tomaba de las mejillas o las halagaba por sus hoyuelos. También olvidaba mencionar que me trataba como su preferida y también me lo hacía saber en muchas veces.

Pasó el tiempo y noté como mucha gente en el coro se iba retirando o él las sacaba por comportamientos inadecuados (pero que solo él notaba). Era extraño más no lo cuestionaba, tampoco hablaba con los que se retiraban debido a que no les tenía confianza o trato coloquial. Me sentía satisfecha con ser su predilecta y que los demás lo notaran, más si le preguntaba acerca de algo, él lo rechazaba de contestar, esquivaba o me decía que no lo comprendería.

En una ocasión, acabados de cumplir 16 años, fui invitada a una fiesta y recibí mensajes de Juan durante la fiesta diciendo que quería acompañarme, que si yo fuera su novia ya me hubiera ido a traer y estuviera en la cama y cosas así que ví con un poco de inocencia, sin pensar en el doble sentido que eso conllevaba, sobretodo porque era una católica practicante y llevaba la escala de valores que esto implica. Ahí mismo conocí a un muchacho muy atractivo y yo le atraje a él. Al final de la fiesta hablamos e intercambiamos números, esa misma noche hablamos por WhatsApp hasta tarde, cosa que a Juan le molestó, pues no hablaba con él sino con otro. Al final, después de enviarme un mensaje bastante cortante, le dije que yo podía hacer lo que quiera y hablar con quien quiera, pues ni a mis padres les daba demasiada explicación como la que él me exigia. Me aplicó la ley del hielo, por casi mes y medio o dos. Volvimos a hablar como antes hasta octubre, mas o menos.

En diciembre de ese año, Juan se casó con su novia luego de 10 años de relación, yo llegué a tenerle muchos celos a ella, sobretodo por que yo sentía que me trataba más como su novia a mí que a ella. Además él en ocasiones me contaba sobre sus peleas y me decía que la amaba pero era demasiado complicada. La boda fue cuando yo tenía 16 y él 30, yo canté en ella y fui a la celebración, me había preparado con un vestido lindo y look impecable, me dijeron que me miraba mejor que nadie mas, y sabía que eso incluía a la novia.

Yo me distancié luego de eso, sabía por mis concepciones que era lo correcto, él ya era un hombre mucho más comprometido y debía respetar eso. Eso me lo reclamó meses después, porqué lo dejaba solo, porqué me distanciaba, y sobre todo porqué pasaba tanto tiempo con otro de los integrantes del grupo, Enrique, quien me llegó a atraer bastante, él me llevaba también 14 años de diferencia. Le decía que no me había distanciado, pero sabía que mentía. No me interesaba hablar con él pues lo veía feliz con su esposa y sobre todo porque llegué a tener mucho cariño a Linda, su esposa.

Casi cumplía 18 y entré a la universidad, tenía más libertad aún y ya me había llegado a gustar bastante Enrique y había superado lo que sea que pasó en mis sentimientos con Juan. Sabía que estaba casi inminente a tener una relación con Quique, salíamos mucho, yo notaba que quería estar con él, pero Juan se encargaba en hacerme sentir como que no tenía oportunidad, que no le gustaba y solamente era muy amigable. En esa "misión" de quitarme a Quique de la cabeza, Juan me invitó a salir, lo evadí, pero luego de varias invitaciones, inocentemente acepté. Comimos y fuimos a su casa, él me cargó con preguntas sobre mis sentimientos, era un interrogatorio bárbaro que aún me hace confundirme al recordarlo. Tanto, que entre palabras, me hizo decir que me gustaba, aún no recuerdo cómo llegó a eso...

Ese fue el inicio de mi fin, era una adolescente bastante curiosa, pero insegura, confundida e inocente en cierta medida. Él se dió a la tarea de coquetearme y yo nunca tuve el valor de negar lo que le había hecho creer. Poco a poco, quise saber que era tener sexo o coito y él me empezaba a atraer por cómo me trataba. Lejos de desviar lo que sentí, me dejé llevar por su juego, mentí muchas veces sobre mis experiencias sexuales previas y llegó el punto en que no pude controlar adonde llegamos. Acepté ir a su casa y ser su amiga con derecho, creía que estaba "logrando" lo que antes había deseado...

Fuimos amigos con derecho por unos 3 meses, pero no quise seguir, pues Enrique siempre me seguía gustando y atrayendo más, era mucho más guapo y su personalidad más linda. Lo dejé porque sentía que mentía a mis sentimientos fuertes a Quique y eso me hacía sentir mal.

Dejamos todo atrás, aunque él siempre me pedía que tuviéramos sexo "una última vez", yo me negué y ya con 18 años empecé mi relación con Quique un mes después de terminar la relación con Juan. Me salí del grupo y le pedí a mi nuevo novio que también lo hiciera. Creí que alejandome de Juan todo se solucionaría, pero me equivoqué. Mi madre se enteró sobre los rumores que me vinculaban con Juan y ella no me dejó de insistir, le mentí y le dije que Juan si me había coqueteado todo el tiempo, me hice la victima. Ella me apoyó pero la mentira fue insostenible, ella lo buscaba para reclamarle y enfrentarlo.

Continuaré...

Debes estar registrado/a o identificado/a para poder comentar