Recordar Datos de Acceso | Registrarse

Avatar de fofinhaross

Edad: 45 años

Últimas Fotos de fofinhaross

No hay fotos

Últimos Vídeos de fofinhaross

fofinhaross

Últimos Temas de fofinhaross

Conciencia

2 Respuestas

fofinhaross

en Off Topic
Última: 16/7/2015 por fofinhaross

Después de semanas de buscar sin éxito una razón por la cual mi vida había perdido sentido, decidí recurrir a un psiquiatra. Tratando de contener las lágrimas le conté lo que sentía. El diagnóstico categórico: “Tienes un episodio de depresión severa”. Tristeza incontrolable, constantes ganas de llorar, apatía, paranoia y ganas de morir, son síntomas inequívocos de una depresión...

Últimos Mensajes de fofinhaross

fofinhaross

fofinhaross

, el Jueves, 16 de Julio de 2015 a las 21:28h en Conciencia
En respuesta a:
Tu situación actual y la facilidad con la que la expresas y comentas es sorprendente. En lo personal llevo bastante en una situación "Similar" y si alguna vez quieres un consejo o solo charlar cuenta conmigo. La mejor de las suertes y que te recuperes pronto.
Gracias por tu respuesta y disposición para platicar, también te deseo suerte
- Leer más -
fofinhaross

Conciencia

fofinhaross

, el Miércoles, 15 de Julio de 2015 a las 20:31h en Conciencia
Después de semanas de buscar sin éxito una razón por la cual mi vida había perdido sentido, decidí recurrir a un psiquiatra. Tratando de contener las lágrimas le conté lo que sentía. El diagnóstico categórico: “Tienes un episodio de depresión severa”. Tristeza incontrolable, constantes ganas de llorar, apatía, paranoia y ganas de morir, son síntomas inequívocos de una depresión severa.
La depresión no es un estado de ánimo, es una ENFERMEDAD, como la diabetes o la migraña. Puede ser provocada por muchos factores, como un desequilibrio en los neurotransmisores ocasionado por estrés, algún trauma o enfermedad física.
Se que es muy difícil entender lo que pasa con una persona que padece esta enfermedad, posiblemente porque creen que los síntomas aparentemente se pueden superar “echándole ganas”, sin embargo no es así. No se trata de la voluntad del enfermo, no se trata de lo que tiene o de lo que le falta. Cuantas veces he oído “tienes todo para ser feliz, pero nada para ti es suficiente”, efectivamente, ese es el punto: ¿por que una persona que tiene todo para ser feliz se siente tan desdichada que tiene ganas de morir?. Es claro que algo anda mal, pues no resulta lógico ni razonable que una persona que tiene todo para ser feliz quiera morir.
Es importante que las personas que se encuentran alrededor de alguien que sufre de depresión entiendan que como enfermedad no se puede controlar por sí sola, se requiere tratamiento psicológico y/o psiquiátrico. Es como la diabetes, no le puedes decir a un diabético “échale ganas, baja el azúcar”, sólo se puede controlar con tratamiento médico.
Y como enfermedad, al igual que la diabetes, la depresión si no se trata también puede matar. La depresión severa es una de las tres causas de suicidios, que a su vez son la segunda causa de muerte en el mundo entre jóvenes de 14 y 29 años y la tercera entre personas de 15 a 44 años. Y suena lógico, una persona deprimida no encuentra ningún sentido para seguir viviendo, además de la profunda tristeza y sufrimiento, entonces lo lógico es dejar de vivir y dejar de sufrir.
En varias ocasiones he tenido pensamientos suicidas, incluso una vez estuve a punto de hacerlo, pero afortunadamente me ganó el miedo y le disparé a la pared. Sin embargo, en casi todos mis episodios depresivos ese pensamiento ha sido recurrente. En un principio no le di mucha importancia y no sé bien cómo ni porque, me di cuenta de que eso no era normal y decidí buscar ayuda. Ahora sé que esos pensamientos son algo grave, pues en algún momento pueden dejar de ser únicamente pensamientos y materializarse.
Como alguien que vive con esta enfermedad sé que es muy difícil para las personas que me rodean entender y lidiar con ella. Es válido querer mantenerse al margen, lo que no se vale es creer que depende exclusivamente del enfermo y que todos los problemas o diferencias son ocasionados por la depresión. Estoy deprimida, no loca o inconsciente. Es válido que no lo entiendas, pero si no estás dispuesto a ser condescendiente con quien la padece, mejor aléjate.
Las personas que como yo padecen o han padecido depresión seguramente me entienden perfectamente y creo que coincidirán conmigo en que sería mucho más fácil de superarla si las personas que nos rodean verdaderamente se dieran cuenta de que la depresión es un enfermedad, no un estado de ánimo ni una “actitud”. Y como cualquier enfermedad, no tiene una cura milagrosa de la noche a la mañana, toma tiempo, se requiere paciencia y tolerancia para empezar a ver resultados a partir del inicio del tratamiento.
No ayuda en nada la presión externa, los típicos “échale ganas”, “levanta ese ánimo”, “tienes todo para ser feliz”. Una vez más: estoy deprimida, no tarada. Ya sé que tengo todo para ser feliz, no estoy deprimida por gusto o aburrimiento, estoy enferma.
Al final de la consulta, el psiquiatra me recetó dos antidepresivos y un ansiolítico, llevo una semana tomándolos puntualmente en la dosis y forma que el doctor prescribió, me siento un poco drogada, no puedo decir que me siento del todo “curada” pero al menos ya no tengo ganas de morir.
- Leer más -