Recordar Datos de Acceso | Registrarse

Avatar de asuncion

Edad: 33 años

Últimas Fotos de asuncion

No hay fotos

Últimos Vídeos de asuncion

No hay vídeos

asuncion

Últimos Temas de asuncion

Viaje a Egipto del maestro Chan/Zen Huang C. Aguilar

3 Respuestas
asuncion en Misterios, EnigmasÚltima: 11/4/2013 por gabriel001

EXPEDICIÓN A EGIPTO. MAESTRO HUANG C. AGUILAR. Monasterio Shaolin Español Océano de la Tranquilidad. Monasterio Budista. - zeN4 Bilbao Salud Interior: Budismo, Tai Chi Chuan, Kung Fu Shaolin,Chi...

Maestro De Artes Marciales Huang C. Aguilar, Bilbao

2 Respuestas
asuncion en Otros TemasÚltima: 12/5/2009 por mcrozas

UNA FLECHA ATRAVESANDO A OTRA. Monasterio Budista Océano de la Tranquilidad Monasterio Shaolin Español. Bilbao, 26 de Diciembre de 2008 Estimados compañeros del Monasterio Océano de...

Maestro De Artes Marciales Huang C. Aguilar Caminando Por Un Manto De Brasas. Bilbao

1 Respuestas
asuncion en Misterios, EnigmasÚltima: 11/4/2013 por gabriel001

CEREMONIA BUDISTA “CAMINAR SOBRE BRASAS” Monasterio Shaolin Español Océano de la Tranquilidad. Monasterio Budista. - zeN4 Bilbao Salud Interior: Budismo, Tai Chi Chuan, Kung Fu Shaolin,Chi...

Últimos Mensajes de asuncion

asuncion

Viaje a Egipto del maestro Chan/Zen Huang C. Aguilar

asuncion, el Sábado, 26 de Junio de 2010 a las 10:02h en Viaje a Egipto del maestro Chan/Zen Huang C. Aguilar

Debes estar registrado/a o identificado/a para poder comentar

asuncion

Maestro De Artes Marciales Huang C. Aguilar, Bilbao

asuncion, el Martes, 12 de Mayo de 2009 a las 21:40h en Maestro De Artes Marciales Huang C. Aguilar, Bilbao
UNA FLECHA ATRAVESANDO A OTRA.



Monasterio Budista Océano de la Tranquilidad
Monasterio Shaolin Español.


Bilbao, 26 de Diciembre de 2008

Estimados compañeros del Monasterio Océano de la Tranquilidad, practicantes de Artes Marciales y lectores del foro,

Quiero compartir con todos vosotros, lo que me ocurrió el pasado jueves, 18 del Diciembre de 2008. Ese día, abrí la escuela de Zen4 Costa de nuestro maestro Huang C. Aguilar. Hice mi trabajo como instructor que soy, de impartir las clases en ausencia del maestro.

Fueron unas clases fuertes, bonitas, de las que notas rostros serenos, concentrados y muy calmados, haciendo nuestro trabajo en las que me sentí especial. Eran las 22:30, cuando me quede solo en el kwon. Cogí mi arco, como acostumbro a disparar en el silencio de la noche, respirando toda la energía que emana de la casa de nuestro maestro, meditando sobre el vacío y llevándome la gran sorpresa de mi vida. Me coloqué e hice mi ceremonia, me descubrí el hombro derecho, como es tradición y me dispuse a disparar las 10 flechas. Lancé el primer disparo y fue al centro de la diana, cogí mi segunda flecha, disparé y oí un ruido de que algo había saltado, intuí que algo había sucedido aunque desde mi posición con las luces principales apagadas y con 5 dioptrías en el ojo derecho y 3 en el izquierdo, no sabía que había pasado. Caminé hacia la diana, 10 metros aproximadamente. No creía lo que estaba viendo, una línea perfecta en el centro de la diana, incrustada una flecha sobre la otra. La segunda flecha era una de las flechas del maestro José Manuel Álvarez, que la suelo incluir con las mías. Sentí una explosión dentro de mí, se me erizó toda la piel que me duró muchísimo tiempo, acababa de ocurrir lo que mi maestro hizo en Berlín en el 5º Aniversario, del que nos habló. Para muchos, no tenía una explicación matemática o científica fácil que pueda explicar la perfección de la incrustación de las flechas, el dibujo perfecto del corte del aluminio, y la línea absolutamente, perfecta entre ambas flechas. ¡Un imposible! Yo estoy convencido de que fue un milagro de mi maestro. Es Chan.

Sin embargo yo lo había conseguido, sin pretenderlo, sin apuntar, solo pensando en disfrutar de mi silencio. Solo me preocupo de lanzar controlando mi respiración y dejar que mi sentimiento de paz vaya creciendo y armonizándose.

¿Cómo es posible que ocurra lo mismo en Bilbao, en la casa del maestro? ¿Cómo es posible que él se encuentre en Perú en ese momento del impacto? ¿Cómo es posible que a un alumno del maestro le haya ocurrido este milagro? Son tantas las preguntas que no responden a ninguna lógica, simplemente tenía que suceder porque el maestro lo ha provocado desde la distancia.

Cuando contemplé las flechas, me vino a la mente: “Yo he sido el autor de los disparos pero el que realmente ha disparado, ha sido mi maestro a través de mi”. Aunque cueste creerlo, así lo sentí en ese momento y así lo manifesté a mi compañera Begoña Hormaechea, a la que pedí que entrara en el kwon, cerré las puertas y le pedí que contemplara lo ocurrido. Begoña fue también testigo directo de lo ocurrido en Berlín, por parte del Maestro Aguilar. Nos quedamos sin palabras observando esa belleza, esa fuerza, esa perfección. Es el Chan plasmado en un objeto. Seguido, pedimos a todos los alumnos de la clase anterior de kung fu, para que fueran testigos de lo ocurrido. Éramos alrededor de 20 personas observando sin palabras y con caras serias, entre ellos estaba mi hijo Ander al que pude ver en ese momento el brillo de sus ojos y la capacidad de asombro con la cual me miraba. En mi opinión, esa flecha también le ha golpeado en el centro de su vida aunque ahora no pueda verlo ni entenderlo, gracias Maestro por tanta perfección. También se respiraba mucha alegría entre los presentes, observando ese milagro. A todos les dije: “Yo siento que ha sido el Maestro, que estaba dentro de mí, cuando he disparado el arco”. ¿Cuánto radio de acción tiene el maestro, que es capaz de transmitir, a pesar de que se encuentre en otro continente, en Perú?.

Después vino el maestro José Manuel Álvarez para contemplar lo ocurrido y al comentar: -Mira esta flecha incrustada es tu flecha que suelo incluir con las mías y él sorprendido respondió: ”Seguramente esto signifique que tu y yo caminemos juntos de por vida”- ¡Qué bonito! –dije.

Que nos sucedan cosas tan hermosas, en la casa del maestro, es algo maravilloso, es algo tan real, que el maestro es capaz de transmitirlo a través de nosotros para que nos sirva de ejemplo y podamos entender un poco más, que es el Budismo Chan/Zen.



El maestro y yo, nos intercambiamos unos mensajes entre Perú y España, comunicándole lo ocurrido. Me preguntó que a qué hora se habían efectuado los disparos y le contesté que a las 22:45. Justo a las 22:45 hora española, 16:45 hora de Perú el maestro consiguió realizar un especial ejercicio de Proyección de su energía Chi en uno de los Santuarios sagrados para los Incas. Santuario de Pisac del Sol y la Luna. Tras todo un día de paciencia, consiguió el permiso para poder realizar un ejercicio sobre la piedra de varias toneladas que sirve como Altar. Para ello y de manera no controlada el maestro tuvo que esperar todo el día. Sin saber nada de lo que en España estábamos haciendo o sin poder calcular por su parte en que momento conseguiría el permiso para realizar un ejercicio sobre un monumento que esta protegido por la ley, ya que la zona es creo un valle sagrado protegido por el patrimonio Nacional. Un momento mágico de lluvia en un templo de ciencia y conocimiento.

Al día siguiente, en clase de meditación Chan, nos sentamos alrededor, observando los disparos en silencio, sintiendo lo milagroso de lo sucedido. Nadie tenía palabras sin embargo teníamos la necesidad de hacer algún comentario. Se nos pasó el tiempo hablando y cuanto más lo contemplábamos, mas nos tranquilizábamos, diciendo esto es Chan.

El maestro lleva disparando con mi arco desde hace un tiempo. Cuando empezamos en la arquería, nos habló: El arco no se deja a nadie ya que se debe de llenar con tu propia y única energía. Sin embargo el maestro se permite regalarme de vez en cuando su energía dentro de mi arco. Para mi es un honor que alguien con su capacidad demostrada de canalizar la energía quiera ni tan siquiera mirar mi arco. Se que su capacidad, su aura, su energía, su magnetismo afecta a mi arco. Siempre me dice que intenta disparar con mi arco si le es posible y yo se que con ello me quiere decir algo. Se que muchas veces cede, regala o ofrece energía sin pedirla. Se que eso lo hace especialmente para mi. Algo que no se puede pagar ni con gestos, ni con palabras, ni con dinero.

El maestro dispara con una perfección increíble, todos lo hemos visto. Agrupamiento de cuarenta flechas en un circulo de 8 centímetros, disparar sin mirar, Disparar flechas que quedan pegadas unas a otras, cazar flechas de otros tiradores décimas de segundo después. Tiros parabólicos, etc.

Lo que siento desde hace años cuando abro mi arco es algo que no puedo explicar con palabras. Noto que impregna toda su energía en el arco y esto hace que me sienta un privilegiado, yo disparo diferente.

Gracias Maestro por este disparo que me ha golpeado en el centro de mi vida y por quitarme una vez más, la venda de mis ojos. Gracias por la transmisión de maestro al alumno. Gracias por hacer que sienta y vea más clara la puerta hacia el Budismo Chan.




Iñaki Monteverde
Novicio del Monasterio Océano de la Tranquilidad

Debes estar registrado/a o identificado/a para poder comentar

asuncion

Maestro De Artes Marciales Huang C. Aguilar Caminando Por Un Manto De Brasas. Bilbao

asuncion, el Domingo, 8 de Marzo de 2009 a las 17:24h en Maestro De Artes Marciales Huang C. Aguilar Caminando Por Un Manto De Brasas. Bilbao

Debes estar registrado/a o identificado/a para poder comentar