Ver Mensaje Individual
   
  #3 (permalink)  
Antiguo 01-12-2010, 18:29:00
Septimo Septimo is offline
Principante de Foros24h
 
Registrado: ago 2010
Posts: 62
Predeterminado

Lo que te pasó a ti nos ha pasado a muchos de nosotros, los que más o menos estamos como tú. Pusiste mucha ilusión en ese proyecto, salió mal y te hundiste.

Entender la diferencia que hay entre las personas que les ocurre algo similar y se vuelven a levantar sin problema a los que no, es difícil. Yo mismo, en mi experiencia, aguanté muchos de los golpes de la vida, más o menos bien, seguía con la ilusión y los sueños intactos, y volvía a intentarlo. Pero también conocí tu situación, en mi penúltimo fracaso. Hace ya unos años y no he vuelto a ser el mismo.

Supongo que es cuando lo pones todo o cuando piensas que casi has conseguido lo que quieres. O quizás cuando se te acaba la paciencia o pierdes esa mágica ilusión, o cuando nuestra capacidad de aguante dice basta.

Volver a recuperarse es algo que sólo está en nuestra mano. Y es tan personal que se hace complicado aconsejar.

Después de aquel fracaso me propuse otras cosas, más a mal que bien, y conseguí algo por lo que muchos darían mucho de lo que tienen, y sin embargo no me llena. Después de ese "exito" no ha cambiado gran cosa en mi interior. No me siento agobiado, pero no estoy feliz. Intento volver a soñar con algo, pero aún no he encontrado con qué. Creo que esa es la solución, saber con qué volver a soñar.

Personalmente creo que es un trabajo inmenso. Como un volver a nacer. La ilusión, la inocencia, si quieres el desconocimiento de lo que en realidad nos rodea es algo que nos viene dado desde la infancia. Perderlo es perder un tesoro. Y volverlo a encontrar es complicado.

Una catarsis interior que no todos estamos preparados para afrontar. Aún así es cuestión de seguir intentándolo, de marcarte algunos objetivos, algunas metas...y no dejarte vencer. Y si hoy lo haces, mañana volverlo a intentar. A fuerza de darle al starter, de intentar esto o aquello, quizás vuelva a arrancar ese motorcito del corazón que se nos paró. Y tener fe en nosotros mismos.

Suerte.
Responder Con Cita