Ver Mensaje Individual
   
  #2 (permalink)  
Antiguo 14-08-2010, 11:50:23
Septimo Septimo is offline
Principante de Foros24h
 
Registrado: ago 2010
Posts: 62
Predeterminado

Tienes una situación difícil, afrontar una maternidad sola y un fracaso matrimonial no es plato de gusto, pero tendrás que asumirlo.

Has cometido unos cuantos errores, probable precipitación en la relación, desconocimiento de tu pareja, en parte porque te ocultó, unos embarazos en momentos no muy oportunos. Pero has puesto también bastante en tu haber, ese permiso para recuperar el matrimonio es muy loable. Y desde luego culparte de un aborto no tiene lógica alguna, son desgracias que ocurren y no está en nuestra mano evitarlas. Pero recuerda que es un sentimiento generalizado cuando ocurre, casi todas las mujeres que pasan por ello lo padecen de forma similar.

Lo de tu comportamiento al inicio es algo que también ocurre muchísimas veces, pese a la idea de felicidad idílica que la gente tiene. Es un complejo momento de adaptación, y tenías condicionantes que aún lo hacían mas cuesta arriba en él. No te culpes más de lo imprescindible para motivar el cambio.

Si la relación fuese a mejor, si él se ilusionara contigo y con el futuro hijo, el tratamiento puede seguirse igual en Venezuela que en España. El dinero de sus padres, mientras él no encuentre empleo (grave problema este que cuentas, probable detonante de muchas situaciones) vale igual en un sitio que en otro. Y él, en cualquier caso, debería responsabilizarse de sus decisiones, y no olvidar que legalmente tiene una obligación contigo con respecto a la manutención de su descendencia, que tendrá que asumir ineludíblemente.

Así que, poco puedes hacer. Volverte a tu país, no sólo es lo mejor, es la única solución posible, a tu trabajo y a tu vida. Él no tiene nada de eso en España. Has cometido errores, pero has puesto por solucionarlos, no puedes hacer más. Volverte sola o no, es una decisión exclusívamente de él.

Si eso ocurre, por desgracia todo apunta a que pasará, si él no recapacita cuando vea llegar el momento, deberás ser fuerte por tu hijo. Y recuerda que siempre hay otra oportunidad a la vuelta del fracaso. La vida no se acaba ahí.

Sólo te recomendaría no andar discutiendo con ello, aprovechar estos meses para convivir, para hacerlo algo más sencillo todo. Comunica tu decisión y nada más. Los días anteriores a la marcha, cuando lleguen, serán los más tensos. Él tendrá que decidir y habrá conflicto. Intenta mantenerte tranquila y serena, amable, lo menos triste y enfadada de lo que seas capaz. Piensa dos veces lo que digas. Habla sólo lo necesario. Piensa en tu embarazo, que es lo importante.

Una cuestión itrascendental, por lo que intuyo, es qué piensan sus padres. Aunque no cuentas nada de esto, creo que ayudan poco y que sobreprotegiendo al hijo sólo lo perjudican. Tampoco busques apoyo ahí, si surge bien, si no...nada puedes hacer.

Te deseo lo mejor, ten fuerza y actúa con inteligencia. Busca algún apoyo, tu familia, alguna buena amistad en Madrid.

Suerte.
Responder Con Cita