Ver Mensaje Individual
   
  #1 (permalink)  
Antiguo 20-02-2013, 20:04:02
javitocs javitocs is offline
Novat@ de Foros24h
 
Registrado: feb 2013
Posts: 2
Exclamation Flujo vaginal ¿me miente? (Primera parte)

Somos una pareja que llevamos 28 años juntos, de los cuales 22 casados y tenemos un hjjo guapísimo de 21 años. Mi mujer trabaja desde hace muchos años en el departamento de un organismo en el que convive con varios compañeros de trabajo. Tienen bastante libertad de movimiento, es decir, no hay control sobre las horas de trabajo y no existen jefes directos.
Hace unos 16 años yo empecé a trabajar en una empresa que dista unos 100 kms de de donde vivimos. Estuve trabajando allí 3 años, e iba por las mañanas desde casa y venía por las tardes a última hora/noches.
Para poneros en antecedentes os comento, que desde el principio he tenido celos de un compañero de trabajo casado y con hijos con el que mi mujer hacía buenas migas, algo que no ocurría con el resto de sus compañeros, a los que trataba y trata como comañeros de trabajo con sus cosas buenas y menos buenas. Estuve bastantes años notando a mi mujer una cierta complicidad con este hombre. Repetía sus mismas expresiones, comulgaba con sus tendencias políticas, siempre hablaba bien de él y tenía la razón en todas sus opiniones, para ella era y es un fenómeno. Ella me comenta al respecto que no es su tipo, que no le gusta y que jamas ha habido algo entre ellos.
Mi mujer sabía que a mí no me gustaba tanta confianza y tanto trasiego de aquí para allá juntos, que si te acompaño a ver aquel local, que si te llevo o te traigo a buscar tu hijo y al mío al cole, que si nos acercamos en coche a tal o cual departamento... "Pero si sólo me ha acompañado 4 ó 5 veces", comenta mi esposa. Sabía que yo tenía celos, con lo que, según ella, estaba siempre alerta haciendo lo posible por no hacer nada que me molestara.
Me cuenta, "Fíjate si estaba pendiente que pensaba que tenías cámaras en casa, secaba la bañera para que no pensaras mal, que me seguías a escondidas... Y digo, si yo tengo miedo a que pueda haber cámaras en casa, muy probablemente será a raiz de que tengo intención de hacer algo que no quiero que se entere nadie. Si nos duchamos siempre al punto de la mañana, a la tarde ya está seca, cosa que llevo comprobando desde siempre y en varios pisos en los que hemos vivido. Es más, yo la he secado alguna vez despues de ducharme cuando me he masturbado para que ella no se diera cuenta. "Es que siempre quedan unas gotitas", me dice ella. Con respecto al seguimiento, nunca lo hice, pero lo pensé más de una vez después de ocurrir lo que voy a contar.
El caso es que un buen día llegué a casa más pronto de lo habitual y antes que ella. Yo la esperaba sentado en mi butaca habitual de la cocina cuando llegó. Nuestro hijo se fué a hacer sus tareas a su habitación y ella entro a saludarme. Ese día yo estaba animado, así que la cogí como solemos hacer y la senté encima de mis piernas y la empecé a hacer cosquillas y a acariciarla. Yo veía que no deseaba que la tocara, pero continué intentando pensando que se estaba haciendo la remolona, hasta que llegué, después de mucho esfuerzo, a tocar sus partes íntimas que estaban empapadas. Que estuviera mojada no es para preocuparse, es más, tal y como andaba yo en ese momento, me estimularía mucho la líbido. Pero me saco la mano de un tirón, se incorporó rápidamente y se marchó al baño de inmediato y sin decir ni una palabra. Claro, yo me quedé de piedra ante semejante actitud, me lavé en el grifo y nada más, no tuve el valor de ir donde ella y comprobar lo que pasaba; además, no sé si tendría el derecho a hacerlo. Por cierto, esa misma noche hicimos el amor y ella sin ansia ninguna, estaba cumpliendo y nada más...
Alguno dirá: pues vaya tontería, desconfiar de eso. Pero el caso es que en 28 años que llevamos juntos, jamás antes se comportó así. Pero fui yo el que vivió aquel acontecimiento tal y como fue, y para mi fue una actitud anormal de todo. Pienso sinceramente que a cualquier persona que le hagan esto, desconfiaría irremediablemente. Y si no lo resuelves en ese mismo instante, te queda la duda para siempre. Como dice la psicóloga y alguna persona más "No lo vas a llegar a saber nunca".
Cuando le pregunto por la causa de su comportamiento, ella me contesta que como yo andaba celoso y en alguna ocasión le comenté que si estaba liada con él, ella pensó que yo desconfiaría de que lo que noté en mi mano era semen y no flujo vaginal. Dice que fue una reacción instantánea y equivocada. Ella que es creyente, me juró por la vida de nuestro hijo que nunca me fue infiel, eso sí, pidiéndoselo yo. Aunque también es cierto que, posteriormente, me insinuó que si quería me lo juraría sobre la tumba de su madre recien fallecida.
En aquella época mi mujer estuvo cerca de año y medio con una crisis de ansiedad (según me cuenta actualmente), que achaca a la sensación de soledad que sentía al estar yo fuera. Lo cierto es que a mi pocas veces se me quejó, pero mi hijo si lo recuerda y alguna vez le he escuchado que terminó por contagiárselo a él mismo. Cuando me dice que le duró ese tiempo, no doy crédito. Me consta que fue a consulta y estuvo a tratamiento a base de ansiolíticos, pero repito, muy pocas veces me lo comentó. He leido en alguna página de psicología que a menudo el sentimiento de culpa y arrepentimiento, junto con el miedo a ser descubierto en una infidelidad puede producir cuadros de este tipo.
Pasado un tiempo tuvimos una discusión por la mañana, y al llegar yo por la noche mi mujer me dijo que éste le había propuesto que cuidara su hijo por la tarde mientras él y su esposa iban a hacer algún recado. Mi mujer me contestó "le he dicho que no podía y el me ha dicho que ya encontrará a alguien que le haga el favor". A partir de entonces no los he vuelto a ver juntos jamás fuera del trabajo. Él vive de paso por nuestra casa y jamás salen juntos. Primero uno y minutos después la otra, y viceversa. Y yo le pregunto a mi mujer ¿él no se imagina nada de nada?, y ella me contesta "no tiene ni idea de este asunto, cada uno hace su vida y nada más, como el resto de compañeros". Y entonces, ¿no se preguntará este hombre por qué de un día para otro su compañera deja de tener trato fuera del trabajo sin motivo alguno, después de varios años de convivencia? Me cuesta creerlo, porque el cambio de actitud fue radical... y hasta hoy.
El otro día me lo encontré al cruzar la calle y estuve charlando con él medio minuto y me di cuenta que tiene en la garganta un quiste de color negro del tamaño de un garbanzo medio oculto por el cuello de la camisa. Se lo dije a mi mujer, simplemente por comentar algo, e inmediatamente me contestó "Ah, pues no tengo ni idea, no me había fijado". Le contesté, "yo en 30 segundos que me paro con él se lo veo, y tú en veintitantos años de convivencia no lo has visto nunca, un quiste que se distingue desde un km. de distancia". Al día siguiente me comenta, "Ah, pues si, es verdad que tiene esa verruga". Mi mujer piensa que soy idiota ¿Acaso si me dice que ya lo sabía voy a pensar que lo conoce desnudo?
Ella me miente y no se por qué. ¿Será quizás porque lo que para mi es una mentira, para ella es una excusa o un pretexto? Pero así no vamos a ningún lado.
Esto lo he ido llevando como he podido durante muchos años, unas veces no pensando en ello y otras llorando a solas por las noches. Pero desde hace unos meses, como además estoy en el paro, le estoy dando demasiadas vueltas a la cabeza y la herida ha empeorado; no dejo de pensar en ello. Estamos yendo al psicólogo y al psiquiatra, y estoy medicado a base de antidepresivos y ansiolíticos; pero la situación entre nosotros no mejora. Y reconozco que soy el se comporta distante; no soporto la idea de una traición y falta de respeto. Necesito hablar de ello, pero ella es reacia, pero ya desde el principio, y la única coletilla que me repite una y otra vez es: "Yo lo único que se es que no he hecho nada, nunca te he sido infiel ni con este "tío" ni con nadie, ni que hubiera cometido un crimen...".
(Continua Flujo vaginal ¿me miente? (Segunda parte)
Responder Con Cita