Ver Mensaje Individual
   
  #1 (permalink)  
Antiguo 12-07-2012, 13:50:50
Avatar de luisjavier.lopez
luisjavier.lopez luisjavier.lopez is offline
Novat@ de Foros24h
 
Registrado: jul 2012
Posts: 24
Predeterminado ¿Qué hago? (cómo pedir y dar ayuda)

Unas ideas. ¿Qué opinan?

¿Qué hago? (cómo pedir y dar ayuda)

Fácil. Si nos encontramos pidiendo ayuda con la frase ‘¿qué hago?‘, es que lo estamos haciendo mal.

No es sencillo, de hecho, es muy difícil, y sobre todo, conlleva mucha responsabilidad. Decidir qué hacer es algo que sólo puede decidir uno mismo. Sólo nosotros podemos ser responsables de nuestras decisiones y acciones. Es más fácil preguntar a los demás qué hacer y culparles en caso de error.

La pregunta ‘¿qué hago?’ es muy cómoda. Depositamos nuestra voluntad en otra persona y nos liberamos de la responsabilidad de las consecuencias.


Pedir ayuda

La petición de ayuda ideal sería: ‘Quiero hacer XXX. ¿Puedes hacer YYY?‘. Sabemos qué queremos y qué necesitamos. La persona a la que le pedimos ayuda sabe si puede hacer YYY o no, es muy concreto.

Preguntar ‘¿Cómo hago algo?‘ puede ser sinónimo de ‘¿qué hago?’. La semántica nos juega una mala pasada. Cada cómo es un pequeño qué. Las respuestas al ‘cómo’ me las tomo como posibilidades, no como certezas. Es lo que a otras personas les ha funcionado. Por ejemplo, por experiencia propia, me recomendaron meditar porque decían que era bueno; a mi no me funciona, pues no lo hago.

Dar ayuda

Nos encanta decir a los demás qué es lo que tienen que hacer y tener razón. Es muy fácil, porque finalmente no somos responsables. Es como decir a otra persona a qué número de la ruleta apostar; no nos jugamos nuestro dinero.

Con las personas a las que queremos es más difícil intentar no decirles qué tienen que hacer. Queremos lo mejor para ellos, y llegamos en ocasiones a imponerles lo que tienen que hacer.

Lo difícil de ayudar a alguien a quien queremos es que tenemos que esperar a que nos pidan ayuda. De otra forma la ayuda puede ser entendida como falta de confianza en esa persona, intromisión, control… Negativo en lugar de ver la buena intención.
  • No dar consejos no solicitados

Personalmente se me hace muy difícil, y por las personas que tengo alrededor, creo que también. En cuanto creemos que tenemos la solución a un problema que alguien nos está contando o creemos que se están equivocando, en seguida lo decimos.
  • No contestar la pregunta ¿qué hago?

Evadirla. No sirve para nada. La persona que la hace está perdida, y tiene que encontrar su camino. Lo mejor que podemos hacer escuchar sin proponer soluciones.

La respuesta a la pregunta ‘¿qué hago?’ es completamente subjetiva. Como ejemplo, un católico podría recomendar ir a la iglesia, un musulmán a la mezquita. Ambas soluciones válidas para ellos mismos, pero puede que no para la persona que solicita la ayuda. Este ejemplo obvio creo que se puede extender a cada uno de los humanos, cada uno puede proponer una solución distinta, pero la buena es la que la persona que solicita la ayuda sienta como tal.
  • Cómo ayudar

Si no somos responsables de las decisiones, mejor no decir qué hacer. Es como si nuestro jefe nos preguntara a nosotros qué hacer; es su responsabilidad. Lo que podemos hacer es decirle al jefe si pensamos que se equivoca y porqué, pero al final la decisión es suya. Al igual que la persona pretendemos ayudar.

Toda propuesta de ayuda creo que debería ser una opinión de qué haríamos nosotros, nunca una imposición. Tenemos que tener en cuenta que realmente no estamos en esa situación, si lo estuviéramos quizá haríamos algo diferente.

Mi única arma para ayudar es decir que ahí estaré cuando me necesiten. Sea lo que sea que decidan, si necesitan mi ayuda si se equivocaron, haré lo que pueda en ese momento. Discusiones para forzar a los demás hacer lo que creemos que es correcto siempre son contraproducentes, siempre podemos equivocarnos. Lo único que podemos hacer es estar ahí cuando sean ellos lo que se equivoquen.

Mantras y rezos

Realmente no sabemos de donde vienen nuestros pensamientos. Es como el huevo y la gallina. ¿Un pensamiento desencadena actividad cerebral o es al revés?.

Luego no sé realmente cómo forzar la solución a un problema al que necesitamos ayuda. Se parece a las matemáticas, simplemente vemos o no la solución al problema.

Se me ocurre esta idea, nada científica ni espiritual. Por si a alguien le funciona.
  • Los creyentes pueden rezar. Como más les guste. Pueden entablar una conversación directamente con Dios, contando qué les ocurre y pidiendo conocer la respuesta que no conocen.
  • Los ateos pueden hacer lo mismo, empleando mantras a elección o en lugar de dirigirse a Dios, lo pueden hacer consigo mismos.
Repetir hasta que obtengamos la solución o nos cansemos de preguntar por ella.

¿Por qué creo que funciona?
  • Si obtenemos respuesta, bien por lo que cada uno crea.
  • Mientras sigamos buscando la respuesta, la necesidad de ésta no es inminente porque seguimos teniendo tiempo para preguntar por ella.
  • Si nos cansamos de preguntar, no era necesaria.

El poder está en nosotros

Por ejemplo, si nos sentimos mal, decidimos ir al psicólogo; lo que estamos haciendo es depositar en esa persona nuestra voluntad y capacidad de decisión sobre qué hacer. Los profesionales confían en su formación para decir qué hacer. Primero, quien decidió ir al psicólogo fuimos nosotros. Segundo, quien sale adelante también somos nosotros.

La persona a la que hacemos caso es en la que tenemos confianza. Si sigo las pautas de un psicólogo es porque confío en él. Pero finalmente sólo nos tenemos a nosotros mismos.

La filosofía, aunque no fácil de aplicar, sería ‘decidir con el corazón, y asumir las consecuencias‘. El problema es que no tenemos certeza de las consecuencias. Confiar en uno mismo es creer que sean las que sean esas consecuencias, estaremos preparados.

Nadie nos puede hacer hacer algo que nosotros mismos no hubiéramos hecho por nosotros mismos. Nuestro poder estaba ahí desde el principio, sólo había que encontrarlo. Los consejos de los demás pueden ayudar, pero el mérito final es nuestro.
Responder Con Cita